¿Cómo limpiar una plancha de cocina?

Limpiar una plancha de cocina después de su uso debe ser un ritual que se haga de manera constante, por diferentes motivos. El primero, por estética, tienes tu casa decorada muy bonita, tu cocina debe estar igual, impecable. Segundo, por higiene, para evitar coger enfermedades del estómago debido a los alimentos almacenados en la plancha, además de evitar la contaminación por las sustancias que botan los metales. Y finalmente, para evitar que la plancha se pegue.

Limpieza diaria de una plancha de cocina

Diariamente, o al menos cuando la utilices, debes emplear un paño húmedo, el cual deberás pasar sobre la plancha estando aún caliente, para retirar la comida que podría pegarse si se enfría. Si no sale tan fácilmente, busca una esponja, que no sea de alambre, sino de goma espuma, la humedeces haciendo solo un poquito de fuerza y ya está. Luego, dejas que enfrié la plancha, le pasas un paño seco, limpias las manillas y el cable, así como la superficie donde se encontraba y listo, tu plancha estará limpia.

Limpieza profunda de una plancha de cocina

En caso de que tengas una plancha de cocina a la cual, pues no le has dedicado los cuidados pertinentes, no te preocupes, te ayudamos a como sacar esa suciedad

Lo primero que harás será buscar los siguientes utensilios:

  • Espátula o cepillo con dientes firmes.
  • Desengrasante (te recomendamos el desengrasante de KH-7 ).
  • Detergente especial para planchas.
  • Esponja reforzada .
  • Guantes, muy importante para no dañar las manos con agentes abrasivos. 

Con todos tus utensilios a la mano, comenzaras por verificar el manual que trae tu plancha, allí se especifica la temperatura de que debe adquirir tu plancha para eliminar suciedades y restos de comida. Una vez cumplido este paso, enciéndela y espera que llegue a la temperatura indicada. Cuando eso pase, vas a apagar la plancha y comenzaras con la espátula a retirar todos los restos de comida que se encuentran quemados pegados a plancha. Posterior a eso, en un bol deposita un poco de detergente con agua, sumerge el cepillo y comienza a restregar con firmeza a la plancha.

Si al realizar esto, ves que aún quedan rastros de suciedad, coloca a la plancha un poco de desengrasante combinado con vinagre blanco, cubre bien toda la superficie. Luego con un paño húmedo comienza a remover las impurezas que van saliendo, enjuaga, calienta de nuevo y confirma que hayas podido limpiar todo.

Limpieza de una plancha de hierro fundido

Este tipo de planchas, en su mayoría son de origen industrial, empleada en bares y restaurantes. Como norma general, existen limpiadores especiales para este tipo de planchas, sin embargo, te enseñamos cómo puedes limpiarlas sin eso.

Limpieza de plancha con bicarbonato

Para comenzar, la plancha debe estar completamente fría, luego esparce alrededor de toda la plancha una cantidad abundante de bicarbonato con un poquito de agua, suficiente para hacer una especie de pasta.

Tomas una esponja y frotas toda la superficie con esa pasta y luego lo dejas actuar por 30 minutos. Pasado el tiempo, enjuaga muy bien agua y jabón la plancha para eliminar el bicarbonato, luego seca y elimina con una espátula si quedo alguna suciedad. Esta técnica para limpiar una plancha de cocina es aplicable para casi todos los tipos de planchas.

Deja un comentario